¿Por qué gotea el termo? Damos respuesta a las preguntas más frecuentes

Uno de los problemas más comunes de los termos eléctricos es el goteo de agua tanto repentino (de repente, el aparato gotea) como progresivo (al principio gotea un poco de forma eventual o aislada, y con el paso de los días el goteo se intensifica).

En cualquier caso, la pérdida de agua del termo eléctrico es algo relativamente común, y generalmente está causada por una sobrepresión en el suministro de agua.

Aún así, pueden existir otros motivos, tal y como detallamos a continuación.

¿Por qué gotea el termo? Algunas causas frecuentes

Como ya indicábamos al principio de este artículo, uno de los principales motivos de por qué gotea el termo eléctrico es la sobrepresión en el suministro de agua.

De ahí la obligatoriedad de instalar la válvula de seguridad, que gotea al entrar el agua fría con una presión superior a la recomendada (6 bares), de esta forma se reduce la presión y se prevén posibles averías.

Aún así, el goteo puede producirse por otros motivos.

Generalmente, si éste viene directamente de conexiones como latiguillos, llaves de paso o válvulas de seguridad, será necesario sustituir estas piezas o instalar un regulador de presión (si la presión alta es la causa del goteo).

Si el goteo tiene su origen en otras partes del termo, tendremos que evaluar si el interior está sucio o si el tanque ha podido romperse, en cuyo caso será necesario que un técnico realice una serie de comprobaciones para saber por qué gotea el termo y si ha llegado el momento de cambiarlo por uno nuevo.

Para saber por qué gotea un termo eléctrico es imprescindible localizar el punto donde se origina la pérdida de agua.

Las causas más frecuentes son:

Sobrepresión en el sistema de suministro de agua

De todas las causas de por qué gotea un termo eléctrico, la más habitual está relacionada con la válvula de seguridad.

Este sistema, instalado en la entrada de agua fría del termo, tiene dos objetivos: servir como válvula antirretorno (es decir, impedir que el agua caliente retorne a la tubería de agua fría) y servir como regulador de presión. Cuando el termo eléctrico calienta el agua se produce un aumento del volumen y eso eleva la presión. Si la presión es muy alta, la válvula protege al calderín de sobrepresiones que podrían causar su rotura.

Las causas de goteo del termo por la válvula de seguridad suelen ser tres:

Presión de la red anormalmente alta

En este caso, el goteo no debe considerarse una avería. La solución es colocar un reductor de presión en la entrada de agua de la vivienda.

Rotura o avería de la válvula de seguridad

Al igual que otros componentes de un termo eléctrico, las válvulas de seguridad pueden estropearse con el tiempo. Esta pieza no puede arreglarse, así que cuando está rota, debe sustituirse por una nueva.

Este cambio no es complicado, pero al desmontar la válvula puede salir agua muy caliente del termo, por lo que se recomienda avisar al servicio técnico oficial.

Avería del termostato

Si el termostato del termo eléctrico no funciona bien, no se disparará al llegar a la temperatura indicada y el agua puede calentarse más de la cuenta.

Esto podría provocar una sobrepesión en el tanque cuya única salida es la válvula de seguridad, que empieza a gotear. Si la pérdida de agua se produce por este motivo, es necesario instalar un termostato nuevo.

Corrosión de los tubos de entrada y de salida del agua

El contacto entre materiales de distinta naturaleza, por ejemplo el cobre y el hierro, conlleva el riesgo de que se produzca el fenómeno denominado electrolisis.

La electrolisis es un proceso de descomposición de elementos mediante la aplicación de la corriente eléctrica que provoca  la corrosión del material.

Los tubos de entrada y salida del agua de los termos eléctricos, al conectarse con la entrada de agua de la vivienda, ponen en contacto ambos materiales, siendo esta corrosión una de las posibles respuestas de por qué gotea un termo eléctrico.

En este caso, el  problema puede verse a simple vista, pues la entrada de los tubos tendrá óxido. Para evitar la corrosión en los tubos de entrada y salida del termo se debe impedir el contacto directo de éstos con los tubos de entrada de agua de la vivienda.

Por eso, entre ambas conexiones, es obligatorio instalar los manguitos dieléctricos. De esta forma, los materiales metálicos no estarán en contacto y no se producirá la electrolisis.

Rotura de la brida del termo

Las bridas son elementos que unen dos componentes de un sistema de tuberías. En los termos eléctricos, hay una brida que une la resistencia con el ánodo. Si ésta está rota, pueden producirse pérdidas de agua.

En este caso, será necesario cambiar el conjunto brida, resistencia y ánodo para solucionar el problema.

Rotura en el tanque

Cuando el goteo del termo eléctrico proviene de cualquier parte del tanque que no sean las conexiones (por ejemplo un lateral) puede deberse a una rotura  provocada por la corrosión interna de la cuba, generalmente a causa de un mal mantenimiento del aparato.

Saber por qué gotea el termo desde el interior es complicado. Aún así, y especialmente en termos antiguos o instalados en segundas viviendas con un uso no habitual, lo recomendable es encender el grifo y comprobar cómo es el agua que sale del interior del termo. Si es de color rojizo o está sucia, lo más probable es que la corrosión haya perforado la cuba desde el interior.

Este tipo de averías no tienen solución, y es necesario sustituir el termo. Para evitar este tipo de percances, nuestra recomendación desde TESY es llevar a cabo un correcto mantenimiento del termo y revisar el ánodo anualmente.

Algunas ideas para evitar que el termo gotee

  • Para evitar que el termo gotee es necesario conectar un pequeño desagüe a la válvula de seguridad. En las instalaciones nuevas, este desagüe es obligatorio. También podemos poner un recipiente bajo la válvula que recoja el agua, pero es algo incómodo porque hay que controlar cuándo está lleno y no es nuestra recomendación como fabricantes. Además, y como prevención, el termo debe ser instalado siempre sobre superficies impermeables.
  • Si la presión del agua en la vivienda es superior a 4 o 4,5 bares, conviene instalar un regulador de presión en la entrada de agua de la misma (nunca en la entrada de agua del termo).
  • Instalar una válvula de expansión. Ésta se sitúa entre la válvula de seguridad y el termo, y tiene como objetivo “absorber” el exceso de presión del agua al calentarse.
  • Bajar la temperatura del termo. Otra opción para reducir el goteo del termo es bajar la temperatura del termostato. A menos temperatura, menos presión y, por tanto, menos posibilidades de goteo a través de la válvula de seguridad.

¿Ha llegado el momento de sustituir tu termo eléctrico?

Muchas veces, el goteo del termo eléctrico indica que ha llegado el momento de sustituir este electrodoméstico.

Si es así, te recomendamos que eches un vistazo a la gama de termos eléctricos de TESY, donde encontrarás productos de última generación que responden a las más altas exigencias de eficiencia energética y a las necesidades de todo tipo de clientes y hogares.

Además, todos los termos TESY se fabrican siguiendo los más estándares de calidad para garantizar una larga vida útil del aparato.

Entre ellos, destacamos estos dos, íntimamente ligados al tema de la resistencia del termo a la sobrepresión:

  1. Tanque de agua con revestimiento CrystalTech. El nuevo recubrimiento interior CrystalTech garantiza la protección contra la corrosión y la salubridad del agua. Esta protección, mucho más eficiente y eficaz, presenta un mejor acabado gracias al grosor más uniforme y a la mejora en la distribución de las partículas, así como una mayor concentración de titanio en comparación con su predecesor: el recubrimiento vitrocerámico. Esto garantiza una mejor adhesión con el metal, menos desgaste, mayor resistencia a la presión y mayor durabilidad, independientemente de la calidad del agua.
  2. Soldadura de plasma. Todos los tanques de los termos eléctricos TESY se realizan siguiendo un innovador método conocido como “soldadura de plasma”. La soldadura de plasma garantiza la uniformidad de la estructura y una alta resistencia a la corrosión y a la soprepresión en el interior del termo.