¿Sabes qué es la energía solar térmica? Te contamos cómo utilizar la energía solar para producir agua caliente.

La energía solar térmica es un tipo de energía renovable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente, que se emplea para la producción de el agua caliente sanitaria.

De forma genérica, la energía solar térmica aprovecha la energía procedente del sol transfiriéndola a un medio portador de calor, generalmente agua o aire. Pero ¿cómo funciona y cuáles son los componentes de este tipo de sistemas? ¿Qué ventajas ofrece frente a otras energías renovables para la obtención de agua caliente?

Desde TESY, os respondemos a estas y a otras preguntas.

¿Cómo producen agua caliente los sistemas de energía solar térmica?

El funcionamiento de la energía solar térmica para producir agua caliente es relativamente sencillo. Un panel solar capta los rayos del sol absorbiendo su energía en forma de calor; este panel tiene, a su vez, un sistema de tuberías con un fluido que lo traspasa, de manera que el calor es transferido al agua, elevando su temperatura; una vez caliente, el agua se almacena en un depósito para su posterior distribución en la vivienda (según las demandas del usuario).

Las instalaciones de energía solar térmica no suelen cubrir el 100% del total del consumo de agua caliente de la vivienda. Este porcentaje depende de la zona donde esté ubicada y de las horas de sol, por lo que a menudo se requieren otras fuentes de apoyo para la producción de A.C.S. Aun así, estos sistemas tienen capacidad para cubrir entre el 30 y el 70% de las demandas de agua caliente para el hogar.

La energía solar térmica se diferencia de la energía fotovoltaica en que la primera transforma la energía solar en calor a través de captadores solares, mientras que la segunda transforma la energía del sol en electricidad a través de módulos fotovoltaicos.

Por último, entre las ventajas de la energía solar térmica destacan:

  • Es inagotable y gratuita, lo que facilita el ahorro energético y el control de consumo eléctrico en el hogar. En algunos casos, el ahorro energético en producción de agua caliente alcanza el 70%.
  • No emite gases contaminantes, siendo respetuosa con la atmósfera y muy segura para la salud de las personas.
  • No emite residuos de ningún tipo, por lo que se considera una energía limpia.

¿Tiene otros usos esta energía?

Además de producir agua caliente sanitaria para la vivienda de manera principal o como sistema de apoyo, los equipos de energía solar térmica también se emplean como calefacción de baja temperatura y para climatizar piscinas, tanto interiores como exteriores.

Sistema de energía solar térmica para producir agua caliente: componentes.

  • Captadores solares

Su función es captar la energía del sol, transformarla en calor, y transmitirla al fluido que circula en su interior. Los sistemas de energía solar térmica pueden incluir uno o varios captadores solares conectados. Estos, a su vez, pueden ser planos (hasta 60ºC), no vidriados (suelen usarse para calentar el agua de las piscinas), de vacío (con tubos de metal que recubren el tubo metálico que contiene el fluido para crear una cámara aislante), con sistemas de concentración de la radiación (para instalaciones que requieren temperaturas más elevadas) o con sistemas de seguimiento de la posición del sol (se inclinan para mantener una posición perpendicular a la radiación).

  • Acumuladores

La necesidad y demanda de A.C.S. no siempre coincide con el tiempo de captación de energía solar, por lo que es necesario almacenar agua caliente para los momentos de escasa o nula radiación.

Los sistemas de acumulación integrados en los sistemas de energía térmica disponen de uno o más depósitos de agua caliente. Su dimensión y capacidad será proporcional al consumo estimado de cada vivienda.

  • Intercambiadores de calor

Los intercambiadores de calor son necesarios para transferir calor de un fluido a otro impidiendo que ambos líquidos se mezclen. En los sistemas con intercambiador, este elemento se encarga de transferir la energía absorbida por el captador al agua que hay en el interior del acumulador.

  • Accesorios para la distribución de agua caliente

Los sistemas de energía solar térmica incorporan diferentes elementos para la distribución de A.C.S., entre ellos tuberías y conductos, vasos de expansión, bombas de circulación, purgadores o válvulas.

Destacamos especialmente la bomba de circulación, un aparato eléctrico que suministra energía para transportar el agua caliente hasta los puntos de consumo de la vivienda.

Acumuladores e interacumuladores TESY: máxima calidad y eficiencia energética

En TESY, disponemos de productos específicos compatibles con sistemas de energía solar térmica. Se trata de la gama PRO, formada por equipos de alta capacidad para producción y almacenamiento de agua caliente: bombas de calor, depósitos de inercia, acumuladores e interacumuladores.

 

Consulta los productos de la gama PRO de TESY en nuestra web.