¿Qué es un convector eléctrico, cómo funciona y qué ventajas tiene como sistema de calefacción?

Un convector es un sistema de calefacción que trabaja por convección. Su funcionamiento es sencillo: en su interior tiene unas resistencias que, cuando se conectan a la corriente eléctrica, calientan el aire que circula a través ellas y lo elevan expulsándolo al exterior por unas rejillas.

Los convectores son muy versátiles. Existen modelos con diferentes potencias y tamaños, de pared y de suelo, e incluso con opciones programables y control por Internet. Algunos incorporan ruedas y pesan poco, lo que facilita su traslado. Su potencial de instalación es prácticamente infinito y por eso se adaptan a todo tipo de espacios (despachos, dormitorios infantiles, cuartos de baño y aseos, zonas de tránsito como pasillos y recibidores, etc.).

A continuación te explicamos con detalle cómo funciona un convector, en qué se diferencia de otros sistemas de calefacción y cuáles son sus ventajas.

Convección, conducción y radiación

En nuestro día a día presenciamos diferentes formas de transmisión de calor en actos cotidianos como cocinar, calentar el agua o climatizar nuestro hogar. En todos ellos, el calor puede transmitirse por convección, conducción o radiación, tres conceptos clave para entender cómo funcionan muchos de nuestros sistemas de calefacción.

  • Conducción.

    La trasmisión de calor por conducción se produce cuando dos objetos a temperatura diferente entran en contacto. El calor fluye desde el que tiene mayor temperatura al de menor, con el objetivo de alcanzar el equilibrio térmico (es decir, que ambos objetos tengan la misma temperatura).

  • Convección.

    La trasmisión del calor por convección se produce entre elementos en diferentes estados, generalmente líquidos y gases. Cuando un fluido aumenta de temperatura, sus partes más calientes ascienden hacia las zonas más frías, generando una circulación continua del fluido y transmitiendo el calor. Esta circulación es lo que se llama corriente convectiva, y tiene lugar porque tanto los líquidos como los gases, al aumentar de temperatura, disminuyen de densidad, lo que provoca su ascensión. Este “hueco” lo ocupa un fluido o aire más frío (y también más denso) que, al calentarse,  inicia el ciclo de nuevo.

  • Radiación.

    La trasmisión de calor por radiación se produce cuando un objetivo alcanza una temperatura muy elevada y se convierte en una fuente de calor en sí mismo. En este caso, el objeto que se desea calentar no tiene por qué estar en contacto con la fuente que produce el calor.

La principal diferencia entre conducción, convección y radiación es que, mientras que para las dos primeras es necesario que dos materias estén en contacto, en la tercera no.

Ventajas de los convectores

Los convectores constituyen una alternativa limpia y cómoda con respecto a otros sistemas de calefacción. En función de las características de nuestra vivienda o de la instalación existente, pueden constituir el sistema de calefacción que elijamos para toda nuestra vivienda o bien un sistema de apoyo para el sistema de calefacción principal.

Sus ventajas son:

  • Ofrecen un calor limpio que no produce combustiones.
  • Son fáciles de utilizar y de instalar.
  • Son una buena opción para calentar habitaciones durante un largo tiempo porque mantienen el calor.
  • Son cómodos.
  • Irradian calor de forma suave pero continua, lo que permite calentar rápidamente las habitaciones.
  • Amplias posibilidades de programación del funcionamiento y control del consumo energético.

Tipos de convectores: ¿cuál es el que más me conviene?

La capacidad de un convector para emitir calor depende, fundamentalmente, de su potencia. También del tipo de convector: por ejemplo, los de panel doble generarán un rendimiento calorífico mayor que los convectores con un único panel.

En TESY somos especialistas en la fabricación de este tipo de emisores térmicos. Nuestra oferta en esta categoría incluye soluciones para cada necesidad, tanto por prestaciones como por potencia o potencial de calentamiento. Dentro de nuestro catálogo, cabe destacar las series ConvEco Cloud (CN 04) y HeatEco Cloud (CN 03), constituidas ambas por modelos que van desde los 500 hasta los 3000W de potencia y, por tanto, son ideales para calefactar estancias desde 4 hasta 32 m2, con posibilidad tanto de instalar en pared como en suelo. Ambas gamas incorporan un módulo wifi que permite al usuario controlar la calefacción por internet desde su Smartphone o tablet. Esto supone una ventaja diferencial con respecto a la experiencia de uso, ya que nos da la posibilidad de configurar el funcionamiento de nuestros convectores antes de llegar a casa; seleccionando qué convectores quiero encender, en qué momento, a qué temperatura, etc. De esta forma, evitamos picos de consumo de electricidad realizando un uso mucho más eficiente de nuestra calefacción, gracias a las posibilidades de programación que ofrece.

Ambas series forman parte de la familia de productos con gestión wifi TESY Cloud, pero no son los únicos. También cabe mencionar la serie HomeEco Cloud (CN 024), con modelos desde 500 y hasta 2.500W.

Las principales diferencias entre ellos radican en el diseño o acabado estético y en el panel de control. Sin embargo, ¿Qué papel juega el espacio en la eficiencia de un convector? ¿Cómo puedo saber qué convector me conviene?

Desde TESY calculamos la elección de la potencia de un convector eléctrico según las dimensiones de la habitación o estancia y el número de habitaciones o estancias a calefactar. Estas tablas pueden servirte como orientación para saber cuál es la potencia que se ajusta más a tus necesidades.

Como verás, además de las dimensiones de la estancia (expresado en m2), esta tabla incluye el área de calentamiento, que es el espacio que realmente se va a calefactar. De esta forma, podemos realizar una elección correcta del convector, aunque nuestro consejo es que siempre busques el asesoramiento de un instalador profesional para calcular el nº de convectores que necesitas y la potencia adecuada para cada uno de ellos.


Convectores eléctricos de TESY: una elección segura
 

Los convectores TESY han sido diseñados para cumplir los máximos estándares de calidad y ahorro sin olvidar un cuidado diseñado.

Los modelos Heateco Cloud (CN 03) y Conveco Cloud (CN 04) permiten alcanzar un 39% de un máximo del 40% de la eficiencia energética estacional gracias a su termorregulador electrónico y a las funciones “inteligentes”, tales como función ventana/puerta abierta o las amplias posibilidades de programación, que ahorran energía y optimizan el funcionamiento del convector

Como ya hemos mencionado, la característica principal de estos convectores es que pueden ser controlados por Internet, por lo que podemos encenderlo y apagarlos antes de llegar a casa y garantizar con eso la mejor temperatura ambiente en las estancias en que lo deseemos.

No obstante, tanto Heateco como Conveco están también disponibles sin módulo wifi, para aquellos que no quieran renunciar al confort térmico de nuestros convectores pero sin las posibilidades de control wifi.

¿Buscas un convector eficiente para tu vivienda? Encuéntralo en TESY.