Etiqueta Energética, garantía de eficiencia

La eficiencia energética en nuestros electrodomésticos favorece el respeto al medioambiente y es una obligación que todos deberíamos asumir. Por este motivo, en 2015 la Unión Europea puso en marcha una normativa específica (Normativa ErP)para regular el diseño de los productos según criterios ecológicos.

Esta normativa, a su vez, obliga a los fabricantes a informar al consumidor final sobre la eficiencia de sus productos y sobre la cantidad de energía que consumen gracias a una Etiqueta Energética (ELD) con diseño e interpretación estándar para todos los países en la UE.

 

¿Qué es la Normativa ErP sobre eficiencia energética?

La normativa de ecodiseño europeo ErP (Energy Related Product) es una directiva europea que define los niveles mínimos de eficiencia energética para todos los electrodomésticos fabricados, Y/o comercializados, en los países miembros de la UE. También limita las emisiones máximas de NOx, el nivel de ruido (que afecta especialmente a las bombas de calor) y los niveles mínimos de aislamiento de los acumuladores de agua caliente sanitaria (ACS).

El objetivo de la Normativa ErP es alcanzar los objetivos sobre eficiencia energética y reducción de la emisión de gases de efecto invernadero marcados por diferentes acuerdos internacionales (entre ellos el Protocolo de Kyoto y el Plan EU20 más conocido como Plan 20-20-20) para el año 2020. El primero fue establecido y firmado por primera vez en 1997 y ratificado en su segundo periodo de vigencia del 1 de enero de 2013 al 31 de diciembre de 2020; el segundo, tiene como objetivo  reducir las emisiones de CO2 un 20%, aumentar la proporción de energías renovables en el consumo energético final un 20% y aumentar un 20% la eficiencia energética de todos los electrodomésticos fabricados y comercializados en Europa.

La Normativa ErP se ha puesto en marcha en tres fases. Las dos primeras entraron en vigor en 2015 y 2017 respectivamente. La tercera, lo hará en septiembre de 2018. Los objetivos marcados en cada una de ellas eran:

  • Normativa ErP 26 Septiembre 2015. Entrada en vigor de las exigencias de la normativa sobre eficiencia energética y ruido para todos los electrodomésticos afectados.
  • Normativa ErP 26 Septiembre 2017. Entrada en vigor de las exigencias de aislamiento para acumuladores de ACS.
  • Normativa ErP 26 Septiembre 2018. Entrada en vigor de las exigencias de emisiones de NOx.

A partir de esta fecha, únicamente podrán comercializarse en la UE los productos que cumplan estos requisitos y que estén certificados por la Normativa ErP.

 

¿A qué productos y cómo afecta última actualización de la ErP?

Hasta 2017 y, de forma progresiva, equipos de aire acondicionado, generadores de calor y productores de ACS han implementado sus niveles de eficiencia energética y disminuido sus emisiones NOx  (óxidos de nitrógeno) para cumplir con las exigencias de la Directiva ErP.

Con la entrada en vigor de esta nueva fase de la misma, también se verán afectados otros electrodomésticos, entre ellos:

  • Calentadores de agua a gas.
  • Bombas de calor a gas.
  • Calderas y acumuladores de gas.
  • Aparatos que utilicen combustibles líquidos.
  • Calderas y bombas de calor de gasoil.

Todos estos aparatos deberán cumplir los límites de emisiones NOx  establecidos por la normativa ErP (menos de 56 mg/kWh).

Con la entrada en vigor de este nuevo escalón de la normativa, los perfiles de consumo de agua caliente XXL, 3XL y 4XL también deberán cumplir unos requisitos de eficiencia energética, como mínimo (XXL), de un 60%.

 

¿Qué es el coeficiente energético y cómo se interpretan las etiquetas energéticas?

Las etiquetas energéticas nacieron con la finalidad de informar y promover los electrodomésticos más eficientes. Estas sirven para informar a los consumidores sobre el consumo y las emisiones generadaspor los aparatos adquiridos.

El etiquetado energético se ordena según el Índice de Eficiencia Energética o coeficiente energético, un número que se obtiene dividiendo la capacidad de un aparato (potencia, expresada en vatios) entre la cantidad de vatios consumidos en una hora de funcionamiento.

Todos los electrodomésticos comercializados en la Unión Europea deben llevar una etiqueta con información relativa a su clasificación energética. Desde el 26 de septiembre de 2015,  los termos eléctricos TESY incluyen etiquetas energéticas, según requisitos de la Normativa ErP  y la ElD (Directiva de etiquetado energético).

Las etiquetas energéticas son exactamente iguales para todos los países de la Unión Europea, reflejan información sobre el consumo eléctrico anual  del aparato y añaden otros datos relevantes del mismo. Los termos eléctricos, por ejemplo, también incluyen el Consumo de electricidad anual en kWh (AEC, indicado en kWh/año). A su vez, los depósitos de agua con calentamiento indirecto añaden en la etiqueta energética la pérdida de calor estática (expresado en S[W]) y el volumen real del depósito (expresado en litros)

Las etiquetas energéticas están diseñadas en un lenguaje neutro y utilizan pictogramas para transmitir la información. Todas llevan una flecha negra que indica la clasificación energética del producto, sub-clasificado a su vez de la A a la F con una gama de colores que van del verde oscuro (para indicar la mayor eficiencia energética) al rojo (para indicar la eficiencia más baja).

 

Otras normativas sobre eficiencia energética en nuestro país

La normativa ErP se complementa y compatibiliza con otras directivas o normas, en este caso nacionales, que también afectan a la eficiencia energética. Concretamente, con dos: el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) y con el CTE (Código Técnico de Edificación).

El primero es el marco normativo que establece las condiciones básicas que deben cubrir los sistemas de calefacción, climatización y ACS para minimizar el gasto energético; el segundo, es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en materias de seguridad (estructural, de uso, contra incendios, etc.) y de habitabilidad (salubridad, protección frente al ruido y ahorro de energía).

En TESY somos miembros de la Comisión Técnica Europea, que trabaja directamente en el desarrollo de las normativas europeas en cuanto a eficiencia energética, para lo cual realizamos mediciones y análisis de laboratorio en termos.

Por ello, como empresa fabricante de termos eléctricos que apuesta por la innovación en nuestro sector, adaptamos todos nuestros productos a la Normativa ErP. El resultado son electrodomésticos muy eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Consulta nuestro catálogo.