Aguas duras: Qué son, dónde se encuentran y qué termos son los más adecuados para ellas

Cuando compramos un termo eléctrico, debemos tener en cuenta su capacidad, su eficiencia o el tipo de resistencia eléctrica de su interior. Elegir una resistencia u otra dependerá de la dureza del agua, y es fundamental una elección correcta para garantizar el funcionamiento óptimo y alargar la vida útil del termo eléctrico.

A continuación, te contamos qué es la dureza del agua, cuáles son las ciudades con el agua más dura de España y qué tipos de termos eléctricos son los más adecuados para cada zona o ciudad.

 

contacto-presupuestoº

 

¿Qué es la dureza del agua?

La dureza del agua es un concepto relacionado con la concentración de minerales contenidos en un litro de agua, normalmente cal.

Se consideran aguas duras aquellas con mayor cantidad de minerales disueltos, y aguas blandas aquellas que están prácticamente libres de minerales.

Según la OMS, las aguas “duras” tienen 100 miligramos o más de calcio y 50 miligramos o más de magnesio por litro; según la escala Merk, la concentración de minerales disueltos en las aguas son las siguientes:

  • Aguas muy blandas (0-79 mg/l de carbonato cálcico)
  • Aguas blandas (80-149 mg/l de carbonato cálcico)
  • Aguas semiduras (150-329 mg/l de carbonato cálcico)
  • Aguas duras (30-549 mg/l de carbonato cálcico)
  • Aguas muy duras (>550 mg/l de carbonato cálcico)

Pero, ¿cómo nos afecta que el agua sea más dura o más blanda?

Diferencia entre aguas duras y aguas blandas

La dureza del agua determina las propiedades organolépticas de este líquido, es decir, sus características físicas detectables por los sentidos, como son su sabor, olor o temperatura.

Desde un punto de vista práctico, podemos apreciar diferencias entre aguas duras y blandas porque las primeras generan menos espuma al contacto con el jabón. Además, las aguas con más minerales necesitan más tiempo de remojo y cocción cuando queremos cocinar.

También podemos notar los efectos de la dureza del agua en nuestra piel y cabello, que pueden quedar más secos o ásperos tras una ducha.

Por otra parte, cuanto más dura sea el agua, mayores posibilidades existen de aparición de cúmulos de cal.

Los depósitos de cal tienen efectos perjudiciales en tuberías y grifos, donde su efecto es visible. También pueden ser dañinos para ciertos electrodomésticos, entre ellos la lavadora o el lavavajillas: a mayor cantidad de cal, más jabón o productos específicos tendremos que usar para impedir que se deposite la cal en las resistencias que calientan en agua.

Algo similar ocurre en los termos eléctricos. En este caso, la dureza del agua puede ser nociva por dos motivos:

  • El ánodo de magnesio, que es el elemento que evita la corrosión de los componentes metálicos del termo, se estropea antes y debe ser sustituido con mayor frecuencia.
  • Un exceso de cúmulos de cal reduce el rendimiento del termo, al impedir la correcta transmisión de calor de la resistencia al agua.

 

Mapa del agua en España: ¿en qué ciudades se encuentran las aguas más duras?

En los más de 500.000 km² de superficie de España, la proporción de cal que encontramos en el agua varía mucho de una zona a otra.

Aguas duras en España

Fuente: https://www.elmundo.es/vida-sana/bienestar/2019/03/21/5c93b1c821efa0636b8b46cc.html

Tradicionalmente, las zonas con aguas más duras son las costas de Levante y del sur. Así, Castellón, Alicante, Palma de Mallorca, Barcelona, Málaga, Almería o Jaén son provincias con aguas muy duras.

La excesiva dureza del agua también está presente en otras regiones del centro de la Península, entre ellas Aragón, Castilla la Mancha o Castilla y León.

Por contra, las aguas más blandas se encuentran en Galicia, en algunas zonas del Pirineo y en Madrid, que cuenta con una de las aguas menos mineralizadas de España.

Aunque estos datos pueden servirte como guía, en el mercado existen medidores que te permitirán conocer la dureza exacta del agua de tu vivienda.

 

¿Qué termo eléctrico es mejor para las zonas de aguas duras?

Que el agua de una zona sea dura significa que contiene una elevada cantidad de cal. Esto no  comporta riesgos para el uso sanitario o para su consumo, pero aumenta las posibilidades de que los depósitos de cal acaben dañando tu termo eléctrico.

En las zonas de aguas duras, es preferible instalar termos eléctricos en los que la resistencia no esté en contacto directo con el agua, evitando así el efecto corrosivo de la cal. Este tipo de resistencias se denominan “envainadas” o “en seco” y, aunque tardan un poquito más en calentar el agua, aumentan la vida útil del termo eléctrico.

Un elemento clave para prevenir los depósitos de cal en este tipo de aparatos es el ánodo de magnesio, cuya función principal es atraer la cal para que se deposite sobre el y no sobre la resistencia, por eso se conoce también popularmente como ánodo de sacrificio.

TESY tiene varias gamas de termos eléctricos especialmente diseñadas para trabajar a pleno rendimiento en zonas de aguas duras o altamente mineralizadas.

ModEco Ceramic -aguas duras

 

En primer lugar, destacamos la gama ModEco Ceramic, que cuenta con resistencia cerámica en seco. Este tipo de resistencias son las más eficaces del mercado en cuanto a capacidad para calentar el agua, reduciendo los tiempos de calentamiento, y a protección de la resistencia contra la cal. Además, la garantía de estos productos es la más amplia de TESY: 7 años de garantía sin requisito de revisión/sustitución del ánodo al segundo año de la instalación. Esto demuestra la alta calidad del termo y la confianza de TESY con respecto a la durabilidad del equipo.

 

 

 BelliSlimo Dry - aguas duras

 

En segundo lugar, destacamos la serie BelliSlimo Dry . En este caso, hablamos de la gama de termos eléctricos con forma rectangular, con dos tanques en su interior y fondo plano de 28cm.  Cada tanque cuenta con una resistencia eléctrica en seco y un ánodo de magnesio. Esta gama cuenta con 5 años de garantía incondicional.

 

Anticalc- aguas duras

 

Por último, una de nuestras gamas “best-seller” del catálogo. Se trata de la serie Anticalc, con resistencia eléctrica envainada de mayor extensión y acabado liso para ralentizar y/o limitar la aparición de depósitos de cal, gracias al trabajo a baja temperatura en la superficie de la resistencia.  Esta serie consta de modelos desde 50 hasta 150 litros tanto para instalación vertical como reversible y tanto con diámetro normal como reducido, para aquellos espacios más estrechos. Esta serie cuenta también con 5 años de garantía incondicional en todos los modelos.

 

 

 

 

 

¿Te parece interesante este contenido? Suscríbete a nuestro blog para estar al tanto de todas las novedades, noticias y consejos.