Mitos y verdades sobre el termo eléctrico pequeño

Los termos eléctricos son una buena alternativa para la producción de agua caliente sanitaria en el hogar, ya que son respetuosos con el medioambiente, al no emitir residuos ni gases, y funcionar con una energía limpia como es la electricidad. Además, las opciones de programación y la mejoría constante de su eficiencia energética, garantizan un mayor ahorro energético con respecto a otro tipo de equipos.

Sin embargo, uno de los aspectos que más nos preocupan a la hora de instalar un termo eléctrico es el espacio que disponemos para ello: los termos tienen un tanque, que es donde se calienta y queda almacenada el agua hasta su uso, y, dependiendo de su capacidad, Las dimensiones del aparato varían considerablemente.

Actualmente, encontramos termos eléctricos con diferentes capacidades, ques satisfacen distintas demandas y rutinas muy diversas. Sin embargo, la elección de un termo de mayor o menos tamaño no se basa en las preferencias del usuario sino en su demanda de agua caliente. Si necesitamos un termo de 150 litros para una familia de 3 personas, no va a ser posible contar con un termo pequeño. Sin embargo, aquellas personas que vivan solas o que tengan una demanda de agua caliente reducida, sí pueden contar con un termo eléctrico pequeño o compacto, facilitando con ello su montaje y evitando destinar un espacio mayor para la instalación del mismo. De hecho, la demanda de termos eléctricos pequeños es cada vez mayor por el aumento de los hogares unipersonales. También en viviendas donde, por diferentes motivos, existen diferentes sistemas para la producción de A.C.S. y los termos eléctricos sirven como sistema de apoyo.

Pongamos un ejemplo: si en un chalet o una casa con sistema integral de calefacción y a.c.s, se ha reformado el garaje o el sótano para instalar una cocina y un baño independiente o se ha hecho una pequeño apartamento de invitados, instalar un termo eléctrico pequeño para cubrir las demandas básicas de agua caliente es una buena solución.

contacto-presupuesto

¿Merece la pena invertir en un termo pequeño? Instalación y funcionamiento

Algunas personas piensan que los termos eléctricos pequeños son más caros, que se estropean a menudo porque son de peor calidad o que consumen mucha más energía, y que siempre será mejor comprar un termo con más capacidad.

Pero nada más lejos de la realidad: este tipo de termos son muy manejables y su instalación es rápida y sencilla. El recambio de piezas es cómodo, incluso cuando el equipo está un espacio reducido (como puede ser dentro de un mueble de la cocina o debajo de un fregadero o lavabo) Además, los modelos instalados debajo del fregadero ni siquiera requieren instalación en pared.

Respecto al funcionamiento de un termo eléctrico pequeño, suele ser bastante intuitivo, ya que normalmente sus opciones son limitadas. Esto no impide que cumplan su cometido, siendo perfectos para disponer de agua caliente ultrarrápida en pequeñas cantidades: en capacidades de 5, 7,10,15 y 30 litros, podemos obtener agua caliente en aproximadamente 15 minutos.

Esto se debe, en parte, a que muchos de los modelos de termos pequeños, como los de la gama Compact de TESY, tienen resistencia de cobre en contacto directo con el agua, lo que reduce el tiempo de calentamiento.

Por otra parte, la mayoría de los termos pequeños de TESY tienen un Regulador/Termostato PUSH-PUSH para un ajuste cómodo de la temperatura del agua.

 

¿Un termo pequeño consume más energía? ¿Su vida útil es menor?

Los termos eléctricos pequeños no consumen más energía que otros termos con forma cilíndrica. Algunos tienen clase energética A y, gracias a su termostato, podemos ajustar la temperatura a los grados que necesitemos.

Además, hay otros factores que hacen que el consumo energético de los termos eléctricos compactos de TESY sea bajo:

  • Necesitan menos tiempo para calentar el agua.
  • Se ubican muy cerca de los puntos de consumo (muchas veces, encima o debajo del fregadero), evitando las pérdidas de calor en la distribución del agua caliente.
  • Tienen un aislamiento interior de poliuretano para mantener la temperatura del agua durante más tiempo.
  • Algunos incorporan PISTON Effect, una tecnología patentada por TESY que garantiza el control de la velocidad del agua de entrada incrementando la cantidad de a.c.s generada hasta un 22% en modelos instalados encima del fregadero.

Por otra parte, los termos eléctricos pequeños de TESYtienen un ánodo de magnesio para evitar la acumulación de cal en el interior, lo que garantiza la vida útil del equipo y su máxima eficiencia.

En los modelos de TESY, la garantía del calderín es de 5 años, siendo necesaria la revisión del ánodo en el segundo año.

¿Buscas un termo eléctrico pequeño? ¿Estás barajando los pros y los contras de esta decisión? Si es así, esperamos que este artículo haya resuelto algunas de tus dudas.

Si quieres más información técnica, te invitamos a visitar nuestra web para conocer los termos eléctricos Compact de TESY, con diseño cuadrado y compacto, y con capacidades desde 5 hasta 30 litros.

Si este contenido te parece interesante y no quieres perderte nuestras novedades, las últimas noticias del sector o nuestros consejos sobre eficiencia,  suscríbete a nuestro blog.