¿Sabes cuál es el tipo de resistencia eléctrica con mayor vida útil? Tenlo en cuenta al elegir termo eléctrico

La resistencia del termo eléctrico es la encargada de transmitir el calor al agua y, por esta razón, está directamente relacionada con el rendimiento y eficiencia energética del equipo, pues influye tanto en su capacidad de producción de a.c.s como en su consumo energético.

Características de la resistencia eléctrica de los termos eléctricosresistencia eléctrica termos

*De izquierda a derecha: resistencia envainada, resistencia de cobre y resistencia cerámica envainada.

Normalmente, la resistencia de los termos eléctricos tiene una potencia total entre 1.200W y 3.000W.

La potencia de la resistencia eléctrica depende de varios aspectos. El más importante es el volumen de agua que ha de calentar. Esto quiere decir, básicamente, que los termos eléctricos con mayor capacidad necesitan una resistencia de mayor potencia. 

A la hora de cambiar la resistencia de un termo eléctrico, debemos de tener en cuenta que es una tarea que ha de ser llevada a cabo por un servicio técnico oficial del fabricante. Se trata de una tarea de cierta complejidad que requiere la intervención de un técnico autorizado. No obstante, ante la duda y antes de manipular el producto, nuestra recomendación es leer bien el manual del producto y la tarjeta de garantía, de forma que sepamos a qué atenernos en caso de que decidamos manipular el producto por nuestra cuenta, ya que esto puede ser motivo de anulación de la garantía. 

¿Cuál es la vida útil de la resistencia de un termo eléctrico? 

Cuando instalamos un termo eléctrico, una de las preguntas habituales de los clientes es saber cuál es su vida útil

Esta cuestión depende de muchas cosas, entre ellas la calidad de los materiales con los que está fabricado el termo, sus componentes, su diseño, su tecnología y, por supuesto, su uso y mantenimiento  

Dos de los elementos que más influyen en la vida útil de un termo eléctrico son el ánodo de magnesio y la resistencia eléctrica. 

El primero ejerce una protección electroquímica esencial y su objetivo es evitar la corrosión y la acumulación de cal en la resistencia y en las paredes del termo

El ánodo permite aumentar la vida útil del termo eléctrico, siendo preferible que esté separado de la resistencia para que la cal no forme bloque sobre esta. Normalmente, cada fabricante establece una pauta de mantenimiento necesario de este elemento cada dos años, llegando a recomendar su supervisión y mantenimiento de forma anual si el agua de la zona es muy dura. Dicho requisito de mantenimiento suele ser condición indispensable para mantener la garantía del calderín, por lo que es muy importante tenerlo en cuenta y realizarlo en el tiempo y forma que se indica en el manual o documento de garantía. 

Respecto a la vida útil de la resistencia del termo eléctrico, depende de la temperatura máxima que alcance y del tipo de agua de cada región

Como la cal es una de las principales causas por las que debemos sustituir este elemento, se recomienda realizar revisiones periódicas entre 6 meses y 2 años, en función de la dureza del agua y el tipo de termo eléctrico.

¿Qué tipo de resistencia eléctrica tiene una mayor vida útil? 

Las resistencias de los termos eléctricos suelen ser de cobre, un material muy resistente. Además, pueden estar en contacto directo con el agua (resistencias blindadas o sumergidas) o protegidas por una funda o vaina (resistencias envainadas o en seco). La familia BiLight de TESY, de las más amplias de su catálogo, incorpora resistencias de cobre blindadas por lo que es la solución ideal para trabajar en zonas de agua dura.  

Las resistencias blindadas son muy eficaces a la hora de calentar el agua. Sin embargo, al estar en contacto directo con el agua, es más probable que la cal se acumule sobre ellas.

Para que la vida útil de las resistencias blindadas sea más duradera,  se recomienda que se utilicen en aquellas regiones donde el agua es más blanda.

Respecto a las resistencias envainadas, pueden ser de cerámica o de cobre recubiertas por una funda metálica con recubrimiento vitrocerámico que las protege, a la vez que previene la acumulación de cal. Los termos de la serie Anticalc de TESY, con doble resistencia envainada,están diseñados para garantizar un funcionamiento óptimo y una mayor durabilidad en áreas con agua dura o altamente mineralizada.

En cuanto a las resistencias cerámicas en seco, son sin duda las mejores del mercado, en cuanto a durabilidad, fiabilidad y poder de calentamiento En TESY contamos con nuestros termos ModEco CeramicModEco Cloud que cuentan con una resistencia eléctrica cerámica y otorgan la máxima fiabilidad y durabilidad incluso en zonas de agua dura.

¿Cuándo hay que sustituir la resistencia de un termo eléctrico? 

Una de las principales causas de avería en los termos eléctricos es la acumulación de cal en la resistencia, lo que dificulta la transmisión de calor al agua, reduce su rendimiento y aumenta su consumo de energía.

Las tres averías más habituales de los termos eléctricos relacionadas con problemas en su resistencia son:  

  1. El termo gotea a través de la brida. La solución más habitual en estos casos es el recambio de brida, resistencia y ánodo, ya que estas piezas forman un conjunto. No obstante, será necesario e imprescindible que un técnico revise el termo. Resulta habitual que se produzca cierto goteo a través de la válvula de seguridad, y es algo totalmente normal que solo indica que es necesario liberar cierta presión. 
  2. Salta el diferencial. A veces, cuando nuestro termo se enciende, el diferencial que controla la potencia y las averías eléctricas salta. Lo primero que hay que hacer es descartar un exceso de consumo, esto se hace desenchufando aparatos de la red eléctrica. Si aun así el problema persiste, es necesario contactar con un técnico que nos pueda solucionar el problema.
  3. El agua no se calienta. Cuando un termo presenta problemas para calentar el agua, lo más probable es que la resistencia eléctrica no funcione correctamente. Esta avería también puede ser debida a un fallo en el termostato, por lo que es importante realizar una revisión de la avería antes de dar nada por hecho.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta es que el mantenimiento del termo eléctrico y sus elementos debe de ser realizado por un servicio técnico autorizado del fabricante. No debe ser realizado por usuarios para evitar cualquier incidente, desperfecto mayor o anulación de la garantía.

En el caso de los equipos TESY, te recordamos que puedes encontrar el contacto de nuestro servicio en nuestra página web.

¿Necesitas más información? Entra en nuestra web